Durante los próximos tres años un buen número de las cadenas hoteleras más importantes del mundo invertirán en nuestro país.

US$550 millones se invirtieron en hoteles aquí entre el 2010 y 2014 (Foto referencial: Difusión)

US$550 millones se invirtieron en hoteles aquí entre el 2010 y 2014 (Foto referencial: Difusión)

Carlos Hurtado de Mendoza
Coordinador de Día_1
@Carlos_HdM

Este 2016 no será un año para hacerse grandes expectativas a juzgar por la proyección de crecimiento de nuestra economía que pronostica el gobierno: un avance del PBI de 3,5%. Pero si hay un sector que, parece, avanzaría más que el resto es el turismo, según la Sociedad Hoteles del Perú (SHP).

La estimación del gremio se sustenta en un estudio que ha elaborado junto a la consultora Hotel & Tourism Advisors para cuantificar las inversiones hoteleras que se concretarán en nuestro país hasta el 2018, y que ha compartido en exclusiva con Día_1.

Además, se refuerza con base en el crecimiento que la industria de los viajes registró el año pasado, de acuerdo a la Cámara Nacional de Turismo (Canatur), y que ha sido de 9% respecto del 2014, más del triple de la tasa que reportaría la economía.

Así, para la SHP, durante los próximos tres años se edificarán en nuestro país 102 hoteles de categorías entre tres y cinco estrellas, por un monto de inversión de US$1.211 millones.

La confirmación de una serie de eventos internacionales de máxima envergadura, como el Foro de Cooperación Asia Pacífico (Apec), en el 2016, la Cumbre de las Américas, en el 2018, y los Juegos Panamericanos, en el 2019, garantizan la demanda por las 7.676 nuevas habitaciones que traerán consigo los nuevos hoteles, explica la gerenta general del gremio, Tibisay Monsalve.

La región centro, liderada por Lima, albergará 53 de estos nuevos proyectos, mientras que la región sur, liderada por Arequipa y el Cusco, sumará otros 28 establecimientos. La región norte, con el circuito que une a Trujillo, Chiclayo, Piura y Tumbes, cerrará el círculo con 21 nuevos hoteles, precisa el estudio.

Da clic a la imagen para ver la infografía completa. (Fuente: El Comercio)

Da clic a la imagen para ver la infografía completa. (Fuente: El Comercio)

La ola de inversión incluirá a marcas internacionales que hasta el momento no habían arribado al Perú, como Holiday Inn, Hyatt, Four Seasons, Explora, Park Inn by Radisson y Hampton by Hilton, entre otras.

Se confirma, de este modo, lo que en octubre del 2015 proyectó para nuestro suplemento Arturo García, presidente de la cumbre South American Hotel & Tourism Invesment Conference (SAHIC), que reunió en Lima a las cadenas hoteleras más importantes del mundo.

Entonces, el ejecutivo precisó que al menos 30 hoteles de bandera internacional anclarían en nuestro país, con plataformas de servicios como programas de fidelización de hasta 40 millones de huéspedes, que agilizan el retorno de la inversión a los constructores.

Y es que, vale aclarar, estas cadenas ya no construyen hoteles, solo los administran, quienes los edifican y se mantienen como propietarios son, por lo general, las inmobiliarias locales.

Algunas de las propias cadenas que protagonizarán este ‘boom’ hotelero le han confirmado a Día_1 sus planes. Accor, Hilton, GHL, Wyndham y Marriott, por ejemplo.
Los franceses de Accor parecen ser los más entusiastas. Patrick Mendes, CEO del grupo, nos ha indicado que tendrán 20 hoteles aquí.

“A los tres que ya operamos en el Perú sumaremos 10 entre el 2016 y 2017. La mitad estará en Lima, y el resto en Arequipa, Piura y Trujillo”, ha detallado. Prevé que firmará los acuerdos con socios locales para la construcción de los siete restantes en el primer trimestre de este año.

Por su parte, Juan Corvinos, director de Desarrollo para Latinoamérica de Hilton, nos ha dicho que tendrán tres hoteles en el Cusco (para el 2016), Tarapoto y Trujillo (para el 2017), mientras que estudian otras 11 opciones más.

Entre tanto, GHL ha previsto sumar dos plazas extras, aparte de la de Arequipa, que está por abrir, según Juan Rodríguez, su director de Mercadeo. Y Wyndham, por su lado, estudia hasta cuatro opciones en Lima y, una de playa, que estaría en Piura (con su socio local Costa del Sol).

En cuanto a Marriott, sus planes son igual de ambiciosos. Heinz Prelle, el gerente general del JW Marriott Lima, nos ha precisado que, de la mano de sus socio constructor, Inversiones La Rioja, apuntan a llegar a cinco hoteles en nuestro país. A los tres que tienen, en Lima (2) y el Cusco (1), añadirán dos más, que deberían estar en San Isidro y Surco, otra vez en la capital, pues son distritos donde La Rioja ya ha adquirido terrenos para construirlos.

EL FRENO BUROCRÁTICO
Hay una cuestión, sin embargo, que preocupa a la SHP con miras al devenir de estas inversiones. Es el poco avance que se ha conseguido para agilizar los proyectos, sobre todo en el ámbito del exceso de permisos que les compete entregar a los gobiernos municipales.

Este es un problema del que se discute en el sector hace por los menos un quinquenio, y la situación no da visos de mejorar. De hecho, al cierre de esta edición se hizo pública la paralización de la construcción del hotel Four Points en el Cusco, al que el municipio provincial le canceló la licencia de edificación cuando estaba ‘ad portas’ de su inauguración, contradiciendo algunas de las aprobaciones a la obra que la propia gestión edil había otorgado antes.

En la Ciudad Imperial, recuerda Tibisay Monsalve, un hotel de lujo como el Marriott tardó seis años en ver la luz, debido a las trabas burocráticas. Por eso el Banco Mundial, en coordinación con las autoridades locales, ha desarrollado un programa de cooperación ahí para reducir a casi la mitad los 2.080 días que tardaba obtener una licencia de construcción, pero parece no ser suficiente.

No se trata solo del Cusco, el problema es nacional y lo ha dejado claro el World Economic Forum (WEF), en cuyo ránking de competitividad para el sector de viajes y turismo marchamos 58 de 140 países, con serios problemas en los ítems “condiciones propicias para la inversión”, “seguridad y protección” e “infraestructura”.

Los escépticos verían aquí un abismo que no superaría el tren de las apuestas hoteleras descritas en este informe. El caso es que, de perderlas, y a juzgar por el panorama económico global de los años por venir, serán irrecuperables.

Fuente: elComercio.pe