Deja el celular en casa y conéctate con estas experiencias. Ninguna de ellas necesita de la tecnología para poder disfrutar.

experiencias

Foto: Shutterstock

En algunas ocasiones es necesario dejar de lado todos los aparatos tecnológicos para disfrutar de un destino. No importa que no puedas tener tu celular para tomar foto, pues el recuerdo de cada lugar quedará en tu cabeza para siempre. Conoce estas cinco opciones en el Perú para disfrutar sin la tecnología:

1. Recorridos por la selva
Cuando te adentras en lo profundo de la selva, la única conexión que necesitas es con la naturaleza (y quizá contigo mismo). Tienes como opciones el Parque Nacional del Manu o la Reserva Nacional Tambopata. Para ir a estos centros de biósfera, puedes partir desde el Cusco o Puerto Maldonado. Hay programas de 4 a 9 días (desde la zona de amortiguamiento hasta al corazón de la selva, donde suelen ir los estudiosos de la fauna y flora). La inversión parte de US$450. La ganancia: sentir la calma y la energía del medio ambiente, sin interferencias.

2. Visita a comunidades
Pocas experiencias enseñan tanto sobre nuestra identidad como convivir con una comunidad nativa. En el Perú, eso es posible tanto en la sierra como en la selva. Puedes ir a las islas de los uros y ser uno más por dos o tres días. Pescarás, aprenderás de artesanía, harás las labores cotidianas de la gente de la zona, navegarás en balsas de totora y sentirás mucha calma. También puedes ir a la Reserva Comunal Ashaninka, en Junín. Las mismas comunidades gestionan los tours desde S/.100 por día.

Foto: Shutterstock

Foto: Shutterstock

3. Campamentos en trekking
Ten la seguridad de que cuando hagas trekking solo estarás tú, tu fuerza y la naturaleza. Si bien hay muy buenas apps para tomar fotos, medir las distancias o la temperatura y hasta conocer tu estado físico, no estaría mal que solo aprecies y valores el paisaje que recorres. Y que amanezcas en medio de ellos. Hay escenarios impactantes en el Perú. Para empezar: el Camino Inca, Choquequirao, Salkantay y Lares en el Cusco. También puedes hacer rutas en Áncash y Arequipa. Los servicios parten de los US$450.

Foto: Shutterstock

Foto: Shutterstock

4. Travesías en playas secretas
Cuentan los viajeros que llegan hasta la caleta San José, en Camaná, Arequipa, que para llamar por teléfono hay que subir hasta la colina de la playa. El ascenso solo sirve para casos de emergencia, pero para tener calma lo mejor es pasear en kayak, descansar en la playa o navegar mar adentro hacia la Punta Hornillos, donde hay lobos marinos y pingüinos de Humboldt. En algunas partes del norte del país (Punta Sal, Lobitos o, más cerca de Lima, Huarmey y Casma) también puedes ir a parajes de mar y arena donde las únicas ondas que llegan son las de la brisa.

5. Descanso en Lodge Escondidos
En el comedor del Tambo Sapalanchan, en Lámud, cerca de Chachapoyas, se lee el siguiente mensaje: “En esta casa no hay wifi conversen entre ustedes”. En el lugar solo está permitida la comunicación frente a frente. No es el único, muy cerca, en el camino hacia Leymebamba, se encuentra la Estancia Chillo. En Huaraz, los albergues The Way Inn y Llanganuco Mountain Lodge; y en Arequipa (Cotahuasi exactamente), el hospedaje Valle Hermoso también tiene buenas instalaciones, pero no wifi.

Foto: Shutterstock

Foto: Shutterstock

 

Fuente: ElComercio.pe