La buena noticia de que Lima haya sido elegida la sede de los Juegos Panamericanos 2019, evento que congregará a 12 mil atletas de 41 países, también alegra al sector turístico.

La ministra de Comercio Exterior y Turismo, Magali Silva, estimó que llegarán al Perú unos 75 mil turistas durante los 15 días que dure la competencia (del 26 de julio al 9 de agosto de 2019), lo que generará ingresos por US$125 millones.

Carlos Canales, presidente del Cámara Nacional de Turismo (Canatur), calculó que el evento generará ingresos a la industria sin chimeneas por unos US$100 millones.

Canales detalló que la llegada de unas 30.000 personas representará un impulso adicional para el sector, debido a que deberán gastar durante su estadía en alojamiento, comida y entretenimiento.

En términos de inversión, detalló que las empresas del sector ya tienen previsto desembolsar unos US$1.500 millones hacia el 2016.

“Con este anuncio, ahora calculamos que el horizonte de inversión hacia el 2019 rondaría los US$2.500 millones en planta turística, es decir, hoteles, restaurantes y centros de entretenimiento”, comentó.

LIMA, CIUDAD DE EVENTOS
Canales consideró que la abrumadora victoria de Lima en la votación de los Juegos Panamericanos 2019 -por 31 votos de 57 en total- demuestra la imagen que se está ganando nuestra ciudad como la capital de los congresos, convenciones y reuniones en América Latina.

En efecto, en diciembre se realizará la decimoquinta reunión de la Conferencia General de la Organización de las Naciones Unidas para el Desarrollo Industrial (Onudi), que atraerá unas 500 personas a la ciudad. El próximo año, en diciembre, llegarán entre 20.000 y 25.000 para partitipar en la COP20, la cumbre de cambio climático más importante del mundo y, en el 2015, las Reuniones Anuales del Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional permitirán que unas 15.000 personas visiten Lima.

Asimismo, en el 2016, la ciudad recibirá a los principales líderes de los países del Asia-Pacífico, durante la Cumbre del APEC, evento que generará unas 15.000 visitas al Perú.

“Lima se está consolidando como la capital de los congresos, convenciones y reuniones en América Latina, debido al atractivo que significa ser la capital gastronómica de América, contar con un “hub” de conectividad aérea con toda la región”, comentó.

En ese sentido, destacó que es necesario que se destraben las inversiones en el sector hotelero y que se acelere la construcción de la segunda pista del Aeropuerto Internacional Jorge Chávez, de modo que la infraestructura de transporte aéreo y la hotelera estén a punto para estos eventos.

El resto de infraestructura necesaria para que Lima se consolide como sede de megaeventos es la construcción de un centro de convenciones, a cargo del Ministerio de Vivienda, Construcción y Saneamiento y de un recinto ferial.

Fuente: El Comercio